martes, 15 de mayo de 2012

POEMA MÍSTICO

Me has dado la luz
y un rubí
sobre un engarce
encima del féretro.
Como la higuera al mediodía
rebosante de frutos sabrosos,
me he recostado sobre tu Bondad.
Como la mar salada
he escuchado tu Nombre
y me he acordado de mi hermana
para perdonar
cualquier leve falta
que nos haya hecho cometer el amor.
Es triste, pero es así ¡oh hermana!
La luna nos agosta
y brilla tenue en nuestros corazones.

1 comentario:

  1. Triste pero consolador momento en que la figura de una hermana que habita el hogar eterno, sirve de aliciente positivo para perdonar. Muy bello.

    ResponderEliminar

Los invito a dejar un comentario, amables lectores.

Blogs de escritores

Blogs de escritores