viernes, 25 de agosto de 2017

La leyenda de la Pachamama

Pachacamac desde el cielo
su bella mujer reclama,
desde el aire Pachamama
se derrama por el suelo.
Triste llora el desconsuelo
y al horizonte està unido,
hay un gesto compungido
quieren el sol y la luna,
borrar la mala fortuna
por la madre que han perdido.

Huaychao, que es ave del Ande
saludando al sol naciente
esperarà que al poniente,
la luna reflejos mande.
Mientras el Volcàn expande
lànguida lengua de fuego,
Wacòn por mal, deja al ruego
su amenaza destructora,
el Inca, se inclina y llora
mostrando a la Pacha apego.




1º DE AGOSTO, DIA DE LA PACHAMAMA (MADRE TIERRA)

Hugo Castro, en Azul,
a 1º de Agosto de 2017.-

Aves

Cuando comienzas a hablar,
tu voz serena y temprana
se me asemeja al trinar
del melodioso zorzal
al despuntar la mañana.

Tu acento tiene el matiz
y el brillo de una perlita,
que vas soltando en un tris
como el gorjeo feliz
de la locuaz tacuarita.

Tu pelo en ondas desprende
rubios destellos soñados,
cuyos vaivenes sorprenden
y al nuevo día lo encienden
como el jilguero dorado.

Rojos tus labios melosos
me vuelven como borracho
luciendo su don garboso,
tal luce así de orgulloso
el cardenal su penacho.

Con el viento misionero
vuela tu risa en poesía
y va cubriendo el sendero,
como el silbar del hornero
de argentina melodía.

Tus ojos de azul desvelo
reflejan por sus retinas
la libertad de los cielos,
así es el límpido vuelo
de la veloz golondrina.

Y escucho en tu voz las notas
tan claras en sus aprontes
cual trino fiel del sinsonte,
que atravesando las copas
escapa a través del monte.

Suenan tus cuerdas, preciosa,
con estridencias y graves,
porque atesoran tus claves
por dentro y fuera, dichosa,
¡canto y color de las aves!

Aves que revuelan el anaranjado atardecer.


Autor:  José Luis Arias

sábado, 5 de agosto de 2017

Humanidad

Naciste de la Tierra y creciste con integridad,
mas siendo libre buscaste la libertad.
Entonces, la manzana se partió en dos mitades:
el cuerpo y el alma, disímiles pilares.
Así, disociada caminaste desnuda y errante
por la misma tierra donde germinaste
y en busca del Dios que te creó.





Autora: Gabriela Mónica Flamini‎

Aprieto

Que extrañeza el amor, que condiciona,
que no busca razón y crea un aprieto,
puede estar en la risa su secreto,
o en la mirada llega y conmociona.

Cuando la conocí, fugaz, áurea, latente,
hubo un temblor de estrellas en el cielo,
un descorrer abrupto de mi velo,
un despertar del sueño penitente.

Ya en el primer segundo mi alma estaba
prendida a su existencia como abrojo,
porque sentí ese aprieto al ver sus ojos
¡…y en ese mismo instante ya la amaba!


Aprieto grato de amor.

Autor. José Luis Arias

Blogs de escritores

Blogs de escritores